martes, 16 de junio de 2020

Los Guarros!


Digamos que siempre tuve una debilidad genuina por Los Guarros, el proyecto formado allá por el año 1988 por Javier Calamaro y Daniel "Gitano" Herrera.
En 1988, Javier Calamaro el menor de los dos hermanos Calamaro varones, decide disolver El Corte, su anterior banda, debido a que uno de sus integrantes, Hernán Reyna, se radica en Alemania.
Ese mismo año se encuentra con el guitarrista Daniel "Gitano" Herrera y deciden formar una banda de rock duro llamada Los Guarros, acompañados por Daniel Castro en bajo, Andrea Álvarez en percusión, Daniel Ávila en batería y Karina Brossio en teclado.
En 1989 graban su álbum debut: “Prostitución y Vagancia" por "El Cielito Records". En subsiguiente en 1990 editan “Rosas En Tu Pecho”, obteniendo mayor repercusión.
Ese año cambia la formación: Javier Calamaro en guitarra y voz, Gitano Herrera en guitarra y coros, Pablo Duchovny en teclado, Marcelo Mira en batería, Zurdo Alaguibe en percusión y Daniel Castro en bajo.
En 1991 el nuevo grupo graba el álbum homónimo, editado por "Radio Trìpoli", el que les dio mayor reconocimiento, incluyendo el hit “Vamos A la Ruta”, y les valió en 1992 las aperturas de los conciertos en Argentina de Guns N’ Roses, Brian May y Joe Cocker.
En 1993 llega “Veneno”. Vuelven a abrir el show de Guns N’ Roses en Argentina.
En 1994 lanzan un grandes éxitos titulado “Acústico y Rock ‘N’ Roll”.
En 1996 sale a la venta “Pampas Lisérgicas”, álbum que marcaría el fin de la banda. Javier Calamaro comienza su carrera en solitario y Gitano Herrera se muda a Estados Unidos.

Líricamente la banda no sobresale en absoluto, bien hacen honor a su nombre con frases tan poéticas y de verso complejo como "Eso que tenes entre las piernas, me está llamando" , "Yo te digo, abrí la boca tragala" , "Vas corriendo detrás de un billete, tanto whisky putas y merca" , "Hoy vamos a hacer una fiesta negra". 
Vamos que hemos leído cosas peores de la mano de Cannibal Corpse, pero estas letras no dejan de sonar un poco ridículas, incluso la portada de su debut, donde Javier Calamaro y El Gitano se encuentran en la puerta de un albergue transitorio con cara de niños malos buscando problemas y mientras este último le está tocando el culo a una prostituta. O sea... en serio???

Pero bueno, es una característica de la banda y lo que realmente me importa es la música, que de verdad es muy completa y como grupo suenan compactos, con identidad propia. La guitarra del Gitano la podes escuchar en alguna zapada y reconocerías que es él quién la toca! Y sobresale también en todos sus albumes el trabajo de percusión.

En 2016 la banda se reúne luego de una pausa de 20 años, con su formación clásica: Javier Calamaro en voz, Daniel "Gitano" Herrera en guitarras, Marcelo Mira en batería, Daniel Castro en bajo y Daniel "Zurdo" Alaguibe en percusión y dan un concierto en el marco de “La Noche de la Música”, en el Rosedal de Palermo de la capital argentina, y anuncian álbum para 2017.

En una entrevista a Infobae en el año 2017 y a punto de editar su nuevo album llamado "7", comentan:

- Hicimos un discazo y  lo presentamos el 10 de noviembre en el Gran Rivadavia. El disco físico está saliendo ahora y en vinilo en febrero. Mientras tanto no vamos a tomarnos un verano de descanso, sino un verano de descanso y guarradas.
-Cuando empezamos a grabar, seleccionar un repertorio no era fácil porque en los seis discos de Los Guarros había una cantidad de temas buenísimos. Agarramos los que consideramos mejores, los que más nos gustaban, y empezamos a trabajar sobre eso, como si la banda la hubiésemos formado en el 2017. O sea, (dijimos) "tenemos esta composición, tenemos estos temas, vamos a llevarlos al lugar que más nos guste". Y cambiaron mucho.
-En realidad es bastante más fácil de lo que parece porque yo creo que si no hubiésemos dejado de tocar estos 20 años, estaríamos sonando bastante parecido, seguramente porque es una evolución que fue pasando. El tema de las letras es lo que más intacto quedó porque estaba muy bueno de la manera que eran, y siguen diciendo algo muy bueno. Fue algo que me impresionó porque leía muchas de las letras de Los Guarros después de 20 años y me parecían más actuales que nunca. Eso quedó. Y lo demás, el sonido, como que lo aggiornamos.
-En el disco hay tres temas nuevos con una dirección que es muy clara: tiene que ver justamente con lo que aprendimos, con el sentido de la vida, con vivir sin miedo, con varias cosas que tienen que ver con los conflictos que tenemos todos en esta época. Qué hacemos con tanta información, cómo tamizamos eso y cómo lo usamos para nuestro provecho y no para que eso nos queme la cabeza. Eso de decir: "Huy, yo quiero retocar mi foto de perfil de Facebook,"y todas esas boludeces. Para eso sirve haber vivido, para decirle algo al resto del mundo que por ahí sabe, que por ahí no, y para eso usamos las canciones nuevas, que para mi gusto son las mejores.

Si nunca los escuchaste te recomiendo que le pegues una oida a los temas "Pampas lisérgicas" (mi favorito lejos),  "No te metas en mi vida", o "Te de Cactus", solo por nombrar algunas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario