sábado, 2 de noviembre de 2019

El Beguine me transporta

Porque no todo es Rock en la vida, hoy escuche un álbum de Beguine, que me transporta! Para el que no sepa que es el Beguine, les paso a explicar brevemente.
El beguine es un ritmo y un baile, semejante a una rumba lenta, que fue popular en los años 1930. Es originario de las islas Guadalupe y Martinica. Es una fusión de ritmos locales, latinos y franceses y era tocado en lugares bailables. De allí se exportó a París.
El ritmo se popularizó mundialmente cuando Cole Porter escribió la canción Begin the Beguine. La canción fue incluida en el musical "Jubilee" (1935) de Porter. Este declaró que había escuchado el ritmo a una banda martiniquesa en un café-concert de París. Entonces bautizó el ritmo como una "rumba calipso", pero más tarde aseguró que se llamaba bel-air de la lune.

En 1938 Artie Shaw y su Orquesta alcanzaron el tercer puesto de popularidad con una versión orquestal en ritmo de swing. Entonces, MGM sacó la película musical "Broadway Melody of 1940" en que Fred Astaire y Eleanor Powell bailaban "Begin the beguine".
El segundo beguine más famoso es "Beneath The Southern Cross" escrito hacia 1952 por Richard Rodgers para la banda sonora la serie televisiva "Victory at Sea". Rogers y Oscar Hammerstein II utilizaron luego esta misma melodía de beguine para la canción "No Other Love" del musical "Me and Juliet".
Elvis Presley registró su propia canción en 1962 basada en la canción de Cole Porter "You'll Be Gone". En 1998 el título fue tomado para una película de romántica dirigida por Raymond DeFelitta que protagonizó Elijah Wood.

Pero mas allá de esto, mi fascinación por este ritmo no es solo que me pone de muy buen humor, sino que me transporta a aquellas islas de donde proviene, y que en algún momento de mi vida visitaré.

El Beguine es como esas músicas “mulatas” de América que mantuvieron comunicación constante con las africanas. Frecuentemente descrito como un calipso-rumba, surgió (como el calipso, la plena, los choros o la milonga) en la transición del siglo XIX al siglo XX y siguió una historia similar a la de estos géneros.
Las primeras grabaciones de beguine se hicieron en 1929 en París, y poco después este ritmo alcanzó una amplia difusión internacional con las big-bands de Nueva York

Lo que estuve escuchando fué el álbum Souvenir de la Martinique de Hurard Coppet, que por Dior, es dificilísimo encontrar info sobre este clarinetista!
Una belleza de principio a fin!
Si no conoces el Beguine te lo dejo en Spotify para que lo descubras.
Querés bajartelo? OK

No hay comentarios.:

Publicar un comentario