sábado, 9 de junio de 2018

V1 - Armageddon: End of the Beginning (2017)



En entradas anteriores me había referido al "bum!" de ex miembros de Iron Maiden que han resurgido en estos últimos 3 o 4 años, todos mediante Facebook, en donde supimos que fué o era de sus vidas actuales.
Tan fino se hiló en estos grupetes que nos enteramos que el efímero tecladista de Iron Maiden (1977) Tony Moore ha seguido siempre en el mundo de la música con diversas bandas, así como productor y presentador de radio. Terry Wapram (guitarrista de Maiden 1977) mantiene su banda Buffalo Fish desde el año 2013, así como también Doug Sampson (Baterista de Maiden 1978/1979) activo con su proyecto Airforce.
También gracias a esos grupos de Facebook muchos de estos Ex-miembros se animaron a reflotar sus carreras musicales estancadas, lease Thunderstick quien fuera baterista de la Doncella (1977/1978) que luego de un par de décadas sale al escenario nuevamente en este 2018, y ha editado el álbum Something Wicked This Way Comes el año pasado.
Y otro de los que se animó a subir al escenario luego de estar completamente retirado fue Dennis Wilcock (Vocalista Iron Maiden 1976/1977), quién editó un demo de su antiguo grupo V1, grabado en 1978 pero que nunca había visto la luz hasta 2015 en forma de Split con su otro antiguo proyecto Gibraltar. El álbum en cuestión fue titulado "The Spaceward Super Sessions".
Luego de eso, en Abril del año 2017 editan Armageddon: End of the Beginning, su largamente esperado álbum debut, y comienzan a realizar actuaciones para escaso público en diferentes pubs londinenses.

La banda la conforman al momento de la edición del album:
Terry Wapram - Guitars
Dennis Wilcock - Vocals
Dwight Wharton - Bass, Keyboards
Gareth Dylan Smith - Drums, Percussion

El tema aquí es el siguiente, si bien V1 posee en sus filas 2 ex-miembros de Iron Maiden (Wilcock / Wapram), el debut no llego a venderse en forma masiva, no fué un éxito multitudinario en ventas, y ni siquiera atrajo a una enorme cantidad de fanáticos de la doncella. Aquellos que se acercan a ver las esporádicas actuaciones del grupo no son mas que algunos de los que estuvieron participando en las charlas de los grupos de Facebook, mas algún que otro asistente que viva en las inmediaciones del lugar del show en cuestión. Esta es la verdad.
Yo participé en los grupos de la red social en donde se subía información y presencié el preciso momento en el que se dió con Dennis Wilcock y se le instó a unirse al grupo con su cuenta de Facebook. Aún lo tengo entre mis amistades virtuales, y a decir verdad... si viviera en Londres seguramente haya ido mas de una vez a ver alguno de los shows de su banda, por el solo hecho de verlo en persona y disfrutar del concierto.
En cuanto al álbum, la primera mitad del mismo fluye mas que bien con muchas reminiscencias al clásico sonido de la N.W.O.B.H.M. y algunos toques bluseros, ahora la otra mitad se me hace media aburrida, excepto por el tema que cierra la placa, "Armageddon".
En conjunto el disco me gustó mucho, musicalmente los temas están muy bien compuestos y técnicamente bien interpretados. Son canciones versátiles que te mantienen a la escucha.
Los músicos no sobresalen pero cumplen, y la voz de Dennis no esta mal, pero se nota que ha estado fuera de forma durante mucho tiempo. Hay un par de desafinaciones que realmente no hubiese costado mucho regrabarlas, y un par de temas en donde notablemente queda a la escucha que hace bastante esfuerzo para alcanzar los tonos adecuados.
Es un disco al que le falta, pero que visto del lado que la música les debía la edición de un álbum a V1 durante tantos años, esta bien. Medalla al esfuerzo por grabar algo luego de años de "nada" para Wilcock.

Leí por ahí que era de felicitar el hecho del esfuerzo por mantener el espíritu de la era dorada del metal vivo. No puedo estar mas en desacuerdo con eso. Aquí no es el caso, yo lo veo mas como una oportunidad que aprovecharon para editar un álbum que se debían, nada mas.
La edición de Armageddon: End of the Beginning fué producto de una inercia de situaciones que se fueron dando casi casi sin querer. Y esta bien. Pero de ahí a decir que aquí hay un esfuerzo por mantener el metal vivo hay kilómetros de distancia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario